Metalinspec Blog

¿Cómo preparar una probeta antes de la Prueba de Tracción?

November 22, 2018

¿Deseas realizar pruebas de tracción? Permítenos hacerlas por ti.

Existen dos tipos de pruebas más recurrentes en un ASTM E8

  • Probetas planas
  • Probetas redondas

La siguiente explicación aplica para una probeta cilíndrica de acuerdo a ASTM E8, espécimen estándar, de 12.5mm


Verificar que el equipo que se va a utilizar sea el adecuado

Antes de realizar la prueba es muy importante verificar que el equipo que se va a utilizar sea el adecuado, es necesario que se establezca la fuerza que vamos a ocupar para realizar el ensayo, se debe de verificar la alineación de nuestro tren de carga que es bajo a ASTM E1012.

Una vez que hemos verificado que nuestro equipo es el adecuado y que la calibración se encuentra vigente, es necesario verificar qué tipo de extensómetro se va a utilizar. Si tu probeta tiene una sección arriba de 50 mm el extensómetro a utilizar será de dos pulgadas lo cual debe cumplir con los requerimientos de ASTM E83 - Clase B2 o mejor.

Inspeccionar superficie de la probeta

Cada probeta será visualmente inspeccionada para verificar que no tenga ningún daño en la superficie, que pueden ser:

  • Grietas
  • Rasguños
  • Sobrecalentamientos
  • Daños metalúrgicos
  • Cualquier otro que pueda interferir en la superficie de nuestro ensayo.

Debemos de utilizar calibradores de comparador de rugosidad adecuados para poder verificar el acabado superficial de nuestra probeta el cual debe de tener 32 µm. O mejor.

Dimensionar la probeta

Una vez que hayas inspeccionado la superficie de la probeta y teniendo la rugosidad adecuada; el siguiente paso será dimensionar la probeta, para ello se utilizaremos un micrómetro de 0 – 1 pulgada para verificar el diámetro de nuestra probeta.


Las medidas como los radios y la conicidad de la probeta será inspeccionada en un comparador óptico calibrado, es muy importante verificar las dimensiones que estén dentro de la tolerancia del estándar revisar la sección transversal de las probetas ya que allí es donde va a trabajar todos los esfuerzos; que nuestro centro de la probeta sea más pequeño que los extremos dentro de 1 % de lo que nos de la sección reducida, esto para poder inducir la fractura en el centro y no en algunos de los extremos, ya que esto nos afectará en la medida de la elongación.


El área de sección transversal será calculado por el software de la máquina de ensayos; todas las dimensiones críticas que puedan afectar a la axialidad de la probeta serán inspeccionadas y reportadas.

Marcaje de elongación

Una vez que ya hayamos terminado de inspeccionar nuestro acabado superficial de la probeta, el equipo y las dimensiones críticas de la probeta procederemos a hacer el marcaje de elongación para poder medir nuestro porcentaje de alargamiento de la probeta.


Para diámetros no estándar, por ejemplo, de 5.65 mm se deberá de calcular de la misma manera en 4D y en 5D; los marcadores de elongación deberán ser calibrados para tomar su medida como exacta, en caso de no estar calibrados se deberán de medir el marcaje de punto a punto y tomar esa medida como real.

Las probetas de materiales frágiles tales como hierro vaciado, aluminio y otros materiales no deberán de ser marcados con un punzón, si no mas bien hacer trazas con tinta y marcarlos de esta manera, esto para no generar concentradores de esfuerzos en dónde podemos inducir a la fractura.

Una vez que hayas verificado todos estos pasos nuestro ensayo estará listo para ser ejecutado.

¿Deseas realizar pruebas de tracción? Permítenos hacerlas por ti.

← Conoce más

Relacionados

¿Qué buscarás hoy?